Residencia samurái de la familia Nomura

 

 

 

Los restos de la residencia de la familia Nomura están abiertos al público. La familia ocupó posiciones elevadas generación tras generación bajo el mandato de la familia Maeda.

La casa posee un techo completamente realizado con ciprés japonés y Fusuma-e (pinturas en las puertas correderas) creadas por el pintor personal de la familia Maeda. El jardín en el interior de la residencia posee un Myrica Rubra de más de 400 años y un meandro rodeado de rocas antiguas de extrañas formas.